30 de septiembre de 2005

El Parlament de Catalunya aprueba el Estatuto de Autonomía. El documento pretende dotar a Cataluña de más capacidad de autogobierno.

1 de febrero de 2006

El PP inicia una recogida de firmas contra el Estatuto de Autonomía.

6 de junio de 2007

El Estatuto se somete a consulta y consigue un 73,9% de votos a favor. La participación no llega ni al 50%.

13 de septiembre de 2009

Arenys de Munt celebra la primera consulta sobre el derecho de autodeterminación en medio de amenazas de fascistas españoles. Meses más tarde, centenares de ciudades y pueblos celebrarán también sus consultas.

28 de junio de 2010

El Tribunal Constitucional resuelve el recurso presentado por el PP y suspende algunos de sus artículos recortando los preceptos legales de autogobierno todavía más de lo que lo había hecho el PSOE con el apoyo de CiU en el Congreso de los Diputados.

10 de julio de 2010

Según la mayoría de medios de comunicación, un millón de personas se manifiestan, convocadas por Òmnium Cultural, por las calles de Barcelona para dar apoyo al Estatuto. José Montilla, entonces presidente de la Generalitat, tuvo que abandonar la manifestación en medio del transcurso de esta. Omnipresencia de esteladas y de gritos favorables a la independencia.

28 de noviembre de 2010

CiU gana las elecciones. El punto más destacado de su programa electoral es un pacto fiscal con el gobierno de Madrid.

11 de septiembre de 2012

La Assemblea Nacional de Catalunya, una coalición que aglutina el independentismo transversal —o interclasista— creada en 2011, organiza una manifestación en la que participan un millón y medio de personas, que salen a la calle para reivindicar el «derecho a decidir».

25 de septiembre de 2012

Artur Mas convoca elecciones anticipadas frente al éxito de la convocatoria e intenta así ponerse al frente de un movimiento en que, hasta ese momento, no había participado directamente. A pesar de perder votos, gana las elecciones. La CUP entra en el Parlament con tres diputados.

11 de septiembre de 2013

Una cadena humana organizada por la ANC y Òmnium Cultural recorre Cataluña de punta a punta siguiendo la antigua Vía Augusta y va desde El Pertús hasta Alcanar. Participan 1.600.000 personas.

26 de mayo de 2014

Empieza el llamado «efecto Can Vies», como consecuencia del desalojo e intento de derribo del centro social autogestionado Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona. Durante diversas noches, miles de manifestantes hacen frente a los Mossos dʼEsquadra y a la Guàrdia Urbana de Barcelona, ambas controladas por CiU. Desde sectores independentistas de derechas, se acusa a las manifestantes de ser instrumentalizadas por los servicios secretos españoles con el objetivo de «poner palos en las ruedas» del procés independentista.

16 de enero de 2014

El Parlament de Catalunya pide poderes al Congreso para celebrar un referéndum. El Congreso, con mayoría absoluta del PP, lo rechaza.

11 de septiembre de 2014

Òmnium Cultural y ANC organizan una manifestación en forma de «V» que llena la Diagonal y la Gran Vía de Barcelona. Simultáneamente, más de 1700 libertarias y autónomas participan en la «raya por la independencia» y consiguen unir la «V» y convertirla en una «A».

4 de octubre de 2014

Militantes de la Esquerra Independentista acampan en la plaza de Catalunya después de intentar durante dos noches plantar las tiendas frente a la delegación del gobierno central en Barcelona. Protestan contra la ilegalización de la consulta por parte del Tribunal Constitucional (TC). Ningún otro sector político de los que apoya la consulta se unirá a la Esquerra Independentista en estas protestas.

9 de noviembre de 2014

Se celebra el «proceso participativo» sobre la independencia, con el apoyo de la ANC, Òmnium Cultural, la AMI, CiU, ICV-EUiA y la CUP. Participan más de dos millones y medio de personas y la jornada deja colas larguísimas frente a los centros de votación. Inicialmente, tenía que ser una consulta impulsada por la Generalitat. Finalmente, se convierte en un «proceso participativo» no vinculante, por el veto del TC, que vuelve a prohibirla por segunda vez. A pesar de la falta de validez legal del sucedáneo de consulta, diversos cargos del gobierno de la Generalitat serán imputados por el TC meses más tarde.

25 de noviembre de 2014

Artur Mas hace un llamamiento a formar una lista unitaria de todas las fuerzas políticas que defienden la independencia para alcanzarla en dieciocho meses. Plantea las elecciones autonómicas en clave plebiscitaria.

24 de mayo de 2015

Ada Colau gana las elecciones municipales en Barcelona, encabezando la coalición Barcelona en Comú, y echa al convergente Xavier Trias del consistorio.

14 de junio de 2015

Una consulta interna en UDC sobre la independencia acaba dividiendo la formación en dos. Cuatro días más tarde, UDC rompe la coalición con CDC, que había durado 37 años y había sido la marca de la derecha autonomista catalana —CiU— desde finales de la transacción democrática.

20 de julio de 2015

Se presenta oficialmente la plataforma Junts pel Sí, formada por CDC, ERC e individualidades provenientes de Òmnium Cultural, la ANC y diversas personalidades públicas. Esta lista es encabezada por el antiguo militante de ICV Raül Romeva. Artur Mas va cuarto.

30 de julio de 2015

El periodista Antonio Baños encabeza la lista de la CUP-Crida Constituent por Barcelona.

27 de septiembre de 2015

Se celebran elecciones anticipadas. Junts pel Sí las gana con 62 escaños, una cifra que se aleja mucho de la mayoría absoluta necesaria para garantizar la gobernabilidad. PP y Catalunya Sí que es Pot (Podem + ICV) experimentan un fuerte descenso. Ciutadans se convierte en la segunda fuerza en votos y escaños. La CUP-CC consigue diez escaños y se convierte en la formación clave para poder investir a Mas. Pocas semanas después, comienzan las negociaciones entre la CUP-CC y Junts pel Sí para acordar la investidura de un nuevo gobierno.

27 de octubre de 2015

Los Mossos dʼEsquadra detienen a nueve activistas libertarios en el marco de la Operación Pandora-2, registran diversos domicilios y la sede del Ateneo Libertario de Sants y envían a los detenidos a declarar a la Audiencia Nacional. La CUP suspende las negociaciones en señal de protesta.

3 de enero de 2016

La CUP-CC rechaza investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat. A pesar de que, durante la campaña del 27-S, había sido una de las promesas electorales de la formación electoral de la Esquerra Independentista, llevar esta decisión adelante comporta un debate interno en el sí del partido que provoca la celebración de una asamblea consultiva en Manresa, una asamblea nacional extraordinaria en Sabadell —que acaba en empate y reuniones de todas sus asambleas territoriales hasta llegar a la decisión final.

9 de enero de 2016

Artur Mas renuncia a la reelección, después de pactar un acuerdo con la CUP que, «a efectos de garantizar la estabilidad parlamentaria y fortalecer la acción de gobierno durante esta legislatura», se compromete a no votar en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al procés cuando esté en riesgo la estabilidad parlamentaria; a incorporar dos diputadas a la dinámica del grupo parlamentario de Junts pel Sí; a investir al candidato a la presidencia de la Generalitat que proponga Mas; y, además, hace pública una «autocrítica» en que reconoce «errores en la beligerancia expresada hacia Junts pel Sí» [sic].

10 de enero de 2016

Quien, hasta el momento, era el alcalde de Girona, el convergente Carles Puigdemont es investido presidente de la Generalitat, a propuesta de Artur Mas, con la mayoría de votos, en el límite del plazo legal antes de la convocatoria automática de nuevas elecciones. 70 diputados votan a favor de la investidura: 62 de Junts pel Sí y 8 de la CUP.

30 de septiembre de 2005

El Parlament de Catalunya aprueba el Estatuto de Autonomía. El documento pretende dotar a Cataluña de más capacidad de autogobierno.

1 de febrero de 2006

El PP inicia una recogida de firmas contra el Estatuto de Autonomía.

6 de junio de 2007

El Estatuto se somete a consulta y consigue un 73,9% de votos a favor. La participación no llega ni al 50%.

13 de septiembre de 2009

Arenys de Munt celebra la primera consulta sobre el derecho de autodeterminación en medio de amenazas de fascistas españoles. Meses más tarde, centenares de ciudades y pueblos celebrarán también sus consultas.

28 de junio de 2010

El Tribunal Constitucional resuelve el recurso presentado por el PP y suspende algunos de sus artículos recortando los preceptos legales de autogobierno todavía más de lo que lo había hecho el PSOE con el apoyo de CiU en el Congreso de los Diputados.

10 de julio de 2010

Según la mayoría de medios de comunicación, un millón de personas se manifiestan, convocadas por Òmnium Cultural, por las calles de Barcelona para dar apoyo al Estatuto. José Montilla, entonces presidente de la Generalitat, tuvo que abandonar la manifestación en medio del transcurso de esta. Omnipresencia de esteladas y de gritos favorables a la independencia.

28 de noviembre de 2010

CiU gana las elecciones. El punto más destacado de su programa electoral es un pacto fiscal con el gobierno de Madrid.

11 de septiembre de 2012

La Assemblea Nacional de Catalunya, una coalición que aglutina el independentismo transversal —o interclasista— creada en 2011, organiza una manifestación en la que participan un millón y medio de personas, que salen a la calle para reivindicar el «derecho a decidir».

25 de septiembre de 2012

Artur Mas convoca elecciones anticipadas frente al éxito de la convocatoria e intenta así ponerse al frente de un movimiento en que, hasta ese momento, no había participado directamente. A pesar de perder votos, gana las elecciones. La CUP entra en el Parlament con tres diputados.

11 de septiembre de 2013

Una cadena humana organizada por la ANC y Òmnium Cultural recorre Cataluña de punta a punta siguiendo la antigua Vía Augusta y va desde El Pertús hasta Alcanar. Participan 1.600.000 personas.

26 de mayo de 2014

Empieza el llamado «efecto Can Vies», como consecuencia del desalojo e intento de derribo del centro social autogestionado Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona. Durante diversas noches, miles de manifestantes hacen frente a los Mossos dʼEsquadra y a la Guàrdia Urbana de Barcelona, ambas controladas por CiU. Desde sectores independentistas de derechas, se acusa a las manifestantes de ser instrumentalizadas por los servicios secretos españoles con el objetivo de «poner palos en las ruedas» del procés independentista.

16 de enero de 2014

El Parlament de Catalunya pide poderes al Congreso para celebrar un referéndum. El Congreso, con mayoría absoluta del PP, lo rechaza.

11 de septiembre de 2014

Òmnium Cultural y ANC organizan una manifestación en forma de «V» que llena la Diagonal y la Gran Vía de Barcelona. Simultáneamente, más de 1700 libertarias y autónomas participan en la «raya por la independencia» y consiguen unir la «V» y convertirla en una «A».

4 de octubre de 2014

Militantes de la Esquerra Independentista acampan en la plaza de Catalunya después de intentar durante dos noches plantar las tiendas frente a la delegación del gobierno central en Barcelona. Protestan contra la ilegalización de la consulta por parte del Tribunal Constitucional (TC). Ningún otro sector político de los que apoya la consulta se unirá a la Esquerra Independentista en estas protestas.

9 de noviembre de 2014

Se celebra el «proceso participativo» sobre la independencia, con el apoyo de la ANC, Òmnium Cultural, la AMI, CiU, ICV-EUiA y la CUP. Participan más de dos millones y medio de personas y la jornada deja colas larguísimas frente a los centros de votación. Inicialmente, tenía que ser una consulta impulsada por la Generalitat. Finalmente, se convierte en un «proceso participativo» no vinculante, por el veto del TC, que vuelve a prohibirla por segunda vez. A pesar de la falta de validez legal del sucedáneo de consulta, diversos cargos del gobierno de la Generalitat serán imputados por el TC meses más tarde.

25 de noviembre de 2014

Artur Mas hace un llamamiento a formar una lista unitaria de todas las fuerzas políticas que defienden la independencia para alcanzarla en dieciocho meses. Plantea las elecciones autonómicas en clave plebiscitaria.

24 de mayo de 2015

Ada Colau gana las elecciones municipales en Barcelona, encabezando la coalición Barcelona en Comú, y echa al convergente Xavier Trias del consistorio.

14 de junio de 2015

Una consulta interna en UDC sobre la independencia acaba dividiendo la formación en dos. Cuatro días más tarde, UDC rompe la coalición con CDC, que había durado 37 años y había sido la marca de la derecha autonomista catalana —CiU— desde finales de la transacción democrática.

20 de julio de 2015

Se presenta oficialmente la plataforma Junts pel Sí, formada por CDC, ERC e individualidades provenientes de Òmnium Cultural, la ANC y diversas personalidades públicas. Esta lista es encabezada por el antiguo militante de ICV Raül Romeva. Artur Mas va cuarto.

30 de julio de 2015

El periodista Antonio Baños encabeza la lista de la CUP-Crida Constituent por Barcelona.

27 de septiembre de 2015

Se celebran elecciones anticipadas. Junts pel Sí las gana con 62 escaños, una cifra que se aleja mucho de la mayoría absoluta necesaria para garantizar la gobernabilidad. PP y Catalunya Sí que es Pot (Podem + ICV) experimentan un fuerte descenso. Ciutadans se convierte en la segunda fuerza en votos y escaños. La CUP-CC consigue diez escaños y se convierte en la formación clave para poder investir a Mas. Pocas semanas después, comienzan las negociaciones entre la CUP-CC y Junts pel Sí para acordar la investidura de un nuevo gobierno.

27 de octubre de 2015

Los Mossos dʼEsquadra detienen a nueve activistas libertarios en el marco de la Operación Pandora-2, registran diversos domicilios y la sede del Ateneo Libertario de Sants y envían a los detenidos a declarar a la Audiencia Nacional. La CUP suspende las negociaciones en señal de protesta.

3 de enero de 2016

La CUP-CC rechaza investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat. A pesar de que, durante la campaña del 27-S, había sido una de las promesas electorales de la formación electoral de la Esquerra Independentista, llevar esta decisión adelante comporta un debate interno en el sí del partido que provoca la celebración de una asamblea consultiva en Manresa, una asamblea nacional extraordinaria en Sabadell —que acaba en empate y reuniones de todas sus asambleas territoriales hasta llegar a la decisión final.

9 de enero de 2016

Artur Mas renuncia a la reelección, después de pactar un acuerdo con la CUP que, «a efectos de garantizar la estabilidad parlamentaria y fortalecer la acción de gobierno durante esta legislatura», se compromete a no votar en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al procés cuando esté en riesgo la estabilidad parlamentaria; a incorporar dos diputadas a la dinámica del grupo parlamentario de Junts pel Sí; a investir al candidato a la presidencia de la Generalitat que proponga Mas; y, además, hace pública una «autocrítica» en que reconoce «errores en la beligerancia expresada hacia Junts pel Sí» [sic].

10 de enero de 2016

Quien, hasta el momento, era el alcalde de Girona, el convergente Carles Puigdemont es investido presidente de la Generalitat, a propuesta de Artur Mas, con la mayoría de votos, en el límite del plazo legal antes de la convocatoria automática de nuevas elecciones. 70 diputados votan a favor de la investidura: 62 de Junts pel Sí y 8 de la CUP.